Archivo mensual: diciembre 2006

Ya podemos mudarnos

la mini tierra vista desde mi ventanaAl parecer la cosa va en serio. Y digo en serio, porque aparece en la prestigiosa revista Nature que, aunque a veces “cuela” algún científico charlatán, suele ser una referencia seria para estas cosas. Y para hacerla breve, la cosa va que un grupo de científicos (que por lo demás siempre trabajan en grupo) han descubierto un planeta igual a la Tierra. Igual, igual, no es. Porque este planeta, que está a sólo 25 mil años luz de aqui, es más pequeñito. Es una Tierra portátil, o la mini-Tierra. Ahora que se lleva tanto lo mini y lo “portable”. En fin, que supongo que es una buena noticia lo de tener una Tierra de recambio, visto que a este planeta se le agota la garantía. Sólo hay un par de cosillas que a mi no me convencen mucho: primero, que pilla un poco lejos (digo por lo de la mudanza y lo de visitar a mi madre en Bucaramanga); y segundo, que es pequeñito, lo que significa que sólo unos pocos elegidos podrán mudarse (supongo que harán un sorteo o algo asi). Pero bueno, son cuestiones técnicas que ya se resolverán a su momento. Algo que tambien escuece un poco es lo del nombre: OGLE-2005-BLG-390Lb. Y no tanto porque parezca una matricula de coche, sino porque da mucho juego cibernético (¿goOGLE-2005-BLOG-390Lb?). Hmmm…bueno, supongo que también para eso harán un concurso para re- bautizar a la mini Tierra.

Los más previsivos, les recomiendo ir comprándose un pisito en mini-Tierra. Esperando claro, que las hipotecas no estén calculadas en años-luz como lo están ahora.

OGLE-2005-BLG-390Lb (aka. mini Tierra)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo curiosidad, de la cosecha, internacional, life, science

Favor no disparar en nochevieja

el viejo revolver de nocheviejaComo toda tradición, con el tiempo parece convertirse en algo absurdo. Pero está ahí. Y al menos yo puedo decir que lo viví. Cuando el reloj comenzaba a agotar los últimos minutos antes de la campanada de fin de año, alguien sacaba su revólver y comenzaban los disparos al aire, junto a los fuegos artificiales y todas esas costumbres tan orientales que no entiendo como pudieron llegar hasta nosotros. Y lo curioso es que he tardado más de 20 años para encontrar una respuesta científica a un pregunta infantil: ¿cómo caen las balas disparadas al aire? Pues uno de estos estudios absurdos dice que al caer, el proyectil puede alcanzar los 200 km/h y atravesar el cráneo de una persona. Por tal motivo, la ONG que encargó tan serio análisis pide no celebrar el año nuevo “echando bala”. Así doy respuesta mi pregunta y al mismo tiempo descubro que probablemente estoy vivo de milagro. Y que ahora donde vivo ya no corro ningún riesgo, pues nadie saca su revólver el 31 de diciembre. Supongo que me alegra. Pero es lo que tiene la tradición. De tan absurda, a veces parece maravillosa. Aunque te perfore el cráneo a 200 km/h.

No echar bala en nochevieja

1 comentario

Archivado bajo curiosidad, internacional, Personal

Heroes interruptus

el viejoClaro que puedo recordarlo bien. Estaba ahí. Impávido, triste, casi dormido. Como si la vida pudiera extenderse más allá de lo comprensible.

El más allá. La fecha fija. El día marcado. La hora señalada.

Y el intervalo que separa el principio del fin es eso nada más. La espera taciturna bajo la sombra de la noche más noche. Y con más olor a tabaco y a amores baratos que alguien alguna vez pudiera imaginarse. Pero estaba ahí, impávido el coloso. El héroe de todas las batallas que pudimos memorizar en el pizarrón del colegio de la Calle 23, entre otras lecciones de geografía, lengua y biología.

Estaba ahí, sentado, triste y borracho el héroe, el conquistador cuyo nombre brotaba de los labios de la señorita Lavalle en sus clases sobre los amores y las guerras que solo se han ganado en nuestros maltrechos libros de historia patria y pública.

Estaba ahí y lo reconocí de inmediato, como si de un viejo amigo se tratase.

Su rostro duro y sus pómulos hundidos hasta pegarse al hueso para no caer. Su barba esforzada y sus cejas marcadas. Tan indefenso, pero aún guerrero con el uniforme sucio de borrachera y sangre seca. Cansancio de barra de bar de mala muerte. Botellas vacías. El héroe dormitaba, casi levitaba, sobre los restos de una derrota anunciada en papel parafinado y firmado con pluma estilográfica de manual de caligrafía.

Deja un comentario

Archivado bajo de la cosecha, life, Personal

¿Ha llorado usted por Turkmenbashi?

bye, bye turkmenbashiLa pregunta hace pensar. Porque el tipo acaba de morir y son pocas las lágrimas que se han visto correr. Bueno, quizás porque Turkmenbashi no sea un nombre fácil de reconocer; llamémosle por su nombre de pila: Saparmurat Niyazov. ¿Tampoco? Entonces pogámoslo de un forma más escueta: el “presidente” de Turkmenistán ha muerto. Visto así la cosa no tiene mayor interés, especialmente porque para muchos Turkmenistán es una palabra que nos retumba en algún lugar de nuestra mapa imaginario de la complicada geografia mundial post-URSS. Para ponernos en antecedentes: Niyazov, presidente-dictador de Turkmenistán, murió a los 66 años tras 20 años en el poder, en los que desarrolló un culto a su personalidad y se hacía llamar Turkmenbashi: el padre de todos los turcomanos.turk4.jpg

Y lo del culto a la personalidad tiene tela, porque la historia esta llena de ejemplos, pero lo curioso es que con tanta información y estrechez de mundo en el que vivimos, apenas tengamos una idea menos que remota del tal Turkmenbashi.

Pues bien, resulta que el llamado Turkmenbashi un buen dia se declaró presidente vitalicio, machacó la oposición y le puso su nombre al mes de enero, y el de su madre a abril.

Turkmenbashi hasta en el pensamientoPero esto es sólo el comienzo. Entre sus sabias decisiones, Turkmenbashi prohibió cantar con pista grabada (doblar la voz), poner música grabada en las bodas y encender la radio del coche. Y a los médicos les hacía jurar fidelidad a él y no a Hipócrates. Ver para creer….

Uno de sus últimos actos fue inaugurar un parque de diversiones llamado “el mundo de cuentos de Turkmenbashi” . Luego el corazón no aguantó más tantas emociones ni tanto ego y sacó la mano. Pero eso ya estaba previsto: fue enterrado en la mezquita más grande de centro Asia, construida por él, y llamada -cómo no- “Espítritu de Turkmenbahsi”.

El excéntrico dictador de Turkmenistán

1 comentario

Archivado bajo curiosidad, internacional, life, politics

Una segunda oportunidad para Tara

Pobre TaraA mi en el fondo me alegra, pues creo que he aportado mi granito de arena para que el malvado Donald Trump no le quitara la corona de miss USA a la pobre Tara, por  borrachita y fiestera. Y no solo eso, casi la deja sin piso (porque eso también es parte del “premio”). Pero al final a Donald se le ablandó el corazón y nuestra Tara, etílica chica de Kentucky, seguirá con su coronita y su pisito en Manhathan. Ella y miss adolescente USA, una tal Katie Blair que secundaba a Tara en esa vida “de reinas”.  A mi lo único que me choca de esto es que Tara haya tenido que salir con su lagrimita de cristal, sus disculpas y su desintoxicación para dos cubatas y tres rayas. Supongo que es parte del show de Trump, y supongo que lo hace por la corona que perseguía desde los 13 años, por el pisito y por la pasta. Es una pena. La verdad es que ya empezaba a caerme bien.

La segunda oportunidad de Tara sobre la Tierra

Deja un comentario

Archivado bajo life

¿Vati-gol?

Por debajo de la sotana no pasa la pelotaEso de que el Vaticano tenga un equipo en la serie A del calcio italiano, me preocupa más por el fútbol que por los curas. Porque ya el tema del cura-santo, se lleva poco. Y en el rollito secular, pues hasta me parece gracioso. Claro, el tema da mucho juego. La verdad es que lo del Vaticano F.C. despierta más preocupación en el fútbol. Porque estos, que dicen tener conexión directa con el Altísimo, que no vayan a aprovecharse de la situación. De lo contario, nos hartaremos de ver goles “con la mano de Dios” o no disfrutaremos nunca con un buen caño, imposible frente a uno que juega con sotana. Y ni que decir de las actitudes “blasfemas” como mentar la madre al adversario o la “rascadita” de huevos, tan propia de nuestros ídolos.

Me parece que las cosas cambiarán un poco por estos lados. O no, porque todo esto me recuerda al mítico Jesús “el kiko” Barrios, un espigado delantero que jugó en el Atlético Bucaramanga (la anónima combinación de mis intimos amores), que vio la luz al final del tunel (¿del vestuario?) y abrazó la fe. Todos los domingos antes del partido repartía cientos de biblias a los blasfemos hinchas. Y si anotaba un gol, pues todos se arrodillban para recibir su bendición.

Creo que con el Vati-gol, la cosa va por ahí. ¿Donde andarán los maradonas y los romarios cuando más se les necesita?

El equipo del vaticano

1 comentario

Archivado bajo life, Religion

La familia que falsificaba billetes

EL billete que no colóQuizás sea sin duda una cuestión de ingenio, o de ingenuos. Pero la familia que falsifica unida, se mantiene unida. Superadas las consabidas quejas de que “el dinero no alcanza para nada”, o la famosa frase paternal “¿cree usted que yo tengo un árbol de dinero plantado en el jardin?”, la mexicana familia Perea dio solución a todo falsificando sus billeticos. Así, cada uno a lo suyo y a vivir que son dos días. Padres, hijos y hasta yernos, cada uno especializado en su campo de la “producción” de dinero (me suena más noble que flasificación). Y como grandes genios, caen en los errores más obvios: creer que a un taxista mexicano se le puede colar un billete de 100 pesos falsos. Por eso, los Perea se van a la cárcel. Habrán hecho suficiente para pagar el abogado, digo yo…..

la familia que falsificaba billetes

Deja un comentario

Archivado bajo life