Mustafá o la compra de una alfombra sin querer hacerlo

mus1.jpgmus1.jpg 

1. “Para garantizar una buena compra, es preciso dedicar algún tiempo a visitar varias tiendas y comparar precios y calidades”.

Manual del comprador de alfombras
Lonely Planet
“Estambul y lo mejor de Turquía”

La mejor manera para comprar una alfombra turca sin querer hacerlo consiste en detenerse, al final de la tarde, frente al Milion (milario o mojón), un bloque de mármol al inicio de Divan Yolu que en la antigua Constantinopla marcaba el kilómetro 0 del mundo, y desde donde se medían todas las distancias del Imperio Bizantino.

En otras palabras, para comprar una alfombra en Estambul sin querer hacerlo lo mejor es ubicarse en el centro del mundo. Una vez allí, intentar, como buenos turistas, hacer una foto para la posteridad y esperar que alguien llamado Mustafá, por ejemplo, se acerque a explicar, en perfecto español, la grandeza del olvidado imperio.

Al menos así los hicimos nosotros. Y así comenzó nuestra historia con Mustafá y la compra involuntaria de un maravilloso Kilim turco, ese tejido alabado por Marco Polo en sus viajes.

2. “Una alfombra duradera y de buena calidad debe ser de lana cien por cien (yüz de yüz yün). Habrá que comprobar la urdimbre (hilos longitudinales), la trama (hilos transversales) y el pelo (hilos verticales entretejidos en la matriz de la urdimbre y la trama)”

Mustafá es una de esas personas con la que se conecta desde el primer momento. Quizás por esa mirada casi infantil, su forma de sonreír tan amistosa y la calidez propia de los turcos. Ni buscando se logra percibir una pizca de maldad o de doble intención en sus gestos o palabras.

Mustafá, el grandeEsa tarde soleada de un jueves de comienzos de julio Mustafá era simplemente un hombre que regresaba de su trabajo y que amablemente se cruzó en nuestro camino para señalarnos, en nuestro pequeño mapa, la forma más económica y divertida de recorrer el Bósforo o cómo remontar el Cuerno de Oro hasta Eyüp de la misma manera que lo hacen los estambulíes. Nos convenció de que era una tontería intentar salir de Estambul (bye, bye, Troya, Pamukkale, Efeso y compagnia bella) y sin hacerse de rogar aceptó nuestra invitación para tomar un té y ahondar más en su aventura como intérprete oficial del presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero durante su viaje a Turquía (Afirmación posteriormente corroborada con respectiva fotografía de teléfono móvil para disipar toda duda en el turista y en el lector).

3. “La densidad del anudado se comprueba inspeccionando la alfombra por el revés. En general, cuanto más tupido sea el tejido y más pequeño sean los nudos, mayor será la calidad y la durabilidad de la alfombra”

De la mano de Mustafá atravesamos un pequeño y antiguo cementerio otomano sobre la misma Divan Yolu (sin fijarnos en las tumbas de tres de los últimos sultanes otomanos), para descubrir un pequeño jardín de té (Türk Ocagi), que sin saberlo se convertiría en nuestra guarida nocturna en la ciudad.

Allí, y gracias a nuestro nuevo amigo, descubrimos además del elma çay, y la nargile de capuchino, que los turcos pueden tener un montón de primos y que por lo general, suelen trabajar todos en un mismo negocio: el rincón de Fehmi (o Fermín, en sus sucursales madrileñas), un lugar especializado en la venta de alfombras turcas. El mismo donde el señor Zapatero y otras tantas personalidades de la España más superficial compraron sus respectivos kilims, quizás sin quererlo.

Mustafa y nargileSin embargo, en ese momento estábamos aún lejos de las alfombras o de la remota posibilidad de hacernos con una (¡ustedes no son gente de alfombra!, nos diría una amiga posteriormente). Nos divertía dejarnos llevar por el humo hipnotizante de la nargile, el sabor dulzón del té y las sonrientes historias de Mustafá sobre su novia madrileña que estaba a punto de llegar a la ciudad; de los disgustos de su padre por su negativa a una boda pactada desde hacía años, y la forma como los musulmanes hacen sus abluciones.

Cualquier frase que empiece con la palabra amigo, es una invitación a una deliciosa conversación. Eso fue una de las primeras cosas que aprendimos de Mustafá. Lo segundo fue que en el Gran Bazar no se deben comprar ni perfumes, ni relojes y que siempre se debe ofrecer la mitad del primer precio fijado por el vendedor.

La tarde iba cayendo despacio, a la misma velocidad en la que suceden las cosas en Estambul, y los sillones nos resultaban cada vez más cómodos mientras su sonrisa se nos hacía familiar al explicarnos que era un despropósito pagar 30 euros por un Haman (eso sí, el mismo que, según la leyenda, visitó Eduardo VIII) y que al día siguiente nos llevaría a uno menos turístico, pero un auténtico baño turco.

4. “También habrá que comparar los colores del revés con los del derecho, abriendo el pelo con los dedos y mirando el fondo. ¿Son aquí los colores más brillantes que en la superficie?”

Al día siguiente de nuestro casual encuentro nos despertamos con un viernes lluvioso. Sobre Estambul pesaba un manto gris que muy pronto dio paso a los primeros goterones que al cabo de un rato se convirtieron en un aguacero veraniego. Desde la cama veíamos como la lluvia convertía a la ciudad en una imagen silenciosa que se dejaba besar por el agua que lo bañaba todo; Nos dimos cuenta, viendo el golpetear de las gotas sobre la cúpula de la Mezquita Azul, que ni la lluvia lograba doblegar la belleza imponente de esta ciudad. Al contrario, la convertía en un suspiro nostálgico de miradas pacientes y silencios profundos.

Con el último rescoldo de esa mañana vaga, salimos rumbo al Rincón de Fehmi en busca de Mustafá, nuestro amigo que, cumpliendo su promesa, nos llevaría al auténtico Hamah para recoger en nuestra piel el vapor del agua que lavaba a Estambul.

5. Una alfombra nueva puede manipularse para que parezca, y las alfombras dañadas y desgastadas pueden volverse a tejer, ser remendadas o ser pintadas.

La CisternaA Zhia lo encontramos casi por casualidad a la salida de la Cisterna Sumergida (Yerebatan sarnici), esa increíble reserva de agua construida por el emperador Justiniano en el año 532. Un inmenso espacio que durante mucho tiempo estuvo olvidado por los musulmanes e ideal para pasear bajo una luz tenue y amarilla alrededor de esas 336 columnas y dos cabezas de medusa, que nadie sabe con certeza como llegaron allí.

Zhia es el primo de Mustafá y lo habíamos conocido la noche anterior mientras tomábamos el té. Impetuoso como todos los jóvenes de su edad, Zhia decía esperar a unos clientes para entregarles una factura, mientras sus ojos tenían un brillo encandilado y una sonrisa como la del gato de Alicia en el país de las maravillas: entre hipnotizante y perturbadora.

En ese momento, y sin necesidad de decirlo, habíamos comprendido que nuestra suerte estaba echada.

6. La alfombra debe examinarse primero de un extremo y después del otro. Sus colores pueden variar dado que el pelo siempre se inclina hacia uno u otro lado.

Zhia, grandisimo vendedor de alfombras!De la mano de Zhia atravesamos la trastienda del Rincón de Fermín y nos instalamos en un amplio y fresco salón con cojines y un parquet impecable. Quizás en cualquier momento llegaría Mustafá. O eso esperamos. La amabilidad desafiante de Zhia, nos condujo al elmaçay y al oraletçay, casi accidental como el humo del cigarrillo de la espera.

Cuando Mustafá llegó con su sonrisa ingenua, ya Zhia se había adueñado de nuestros oídos. Palabras de doble filo, que nos llevaban, casi levitando y sin saber como, a clavar nuestra mirada sobre el pulido parquet que comenzaba a cubrirse de hermosas alfombras. Una sobre otra en un mosaico sin igual.

Esperar que Mustafá nos rescatase era inútil. En su mirada silenciosa y taciturna entendíamos la irreversibilidad de la situación.

7. Es perfectamente aceptable que el comprador arranque unas fibras para quemarlas y así comprobar que huelen a lana, seda o nailon, o bien que frote un pañuelo húmedo para comprobar si destiñe.

Entregados a nuestra suerte, empezamos a elegir alfombras, a discutir colores y a hundir la espalda en el fondo del placentero sillón con actitud de avezados comerciantes.

Hubiésemos podido comprar una pequeña alfombra y salvar así la poca dignidad que nos quedaba. Pero no. Nos lanzamos de cabeza y atacamos a las medianas, esas de bellos y singulares dibujos, con abstractas torres que, según Zhia, miraban hacia la Meca. Nos envolvimos en las historias de las alfombras voladoras, de lo importante de tener un ajuar, y la sensación reconfortante de quitarse los zapatos y reposar el pie sobre un trozo de lana.

Mustafá se reía, tímido, quizá avergonzado. Talvez todo eso le superaba. Y repetía amigo, amigo, mientras intentábamos conseguir una rebaja que de antemano estaba perdida. Zhia, brillante vendedor, era, y es, un hueso duro de roer. Y nosotros, un par de pusilánimes sentimentales.

Para compensarnos, Mustafá nos invitó a tomar un té y a fumar una nargile en un lugar tan maravilloso que merece líneas aparte.

Al final, todos a beber téNosotros regresamos a casa. Con una alfombra estupenda (con garantía y todo). Y ahora que estamos a punto de mudarnos a nuestra nueva casa, no veo la hora de extenderla sobre el parquet, tal y como lo hizo Zhia, y reposar mis pies sobre ella. Y sentirme, al menos por un segundo, de nuevo allí.

Compramos una alfombra sin querer hacerlo. Pero si pudiéramos lo haríamos de nuevo, por el puro placer de dejarnos llevar por esas historias que solo pasan en Estambul. Por suerte.

Nos encanta la alfombra.

Anuncios

66 comentarios

Archivado bajo de la cosecha, Estambul, istanbul, life, people, Personal, viajes

66 Respuestas a “Mustafá o la compra de una alfombra sin querer hacerlo

  1. CEL

    Os felecito por la crónica viajera, he vuelto hace justo una semana de Turquia, y leyendo he saboreado todo lo escrito cerrando los ojos me he encontrado en los lugares más encantadores de la ciudad, no olvidare el paisaje desde la torre Galata al anochecer, es como vivir un cuento de hadas.
    Un recuerdo muy grato el que me he traido, mis pupilas lo reviven.
    Referente a la alfombra, me llamo la atención el titulo del Post, ya que nosotros no queriamos comprar ninguna y nos hemos comprado tres, es hoy y todavía no nos lo explicamos, será la magía del momentos ………
    Hermosa música de fondo, con la voz de Pavarotti, el se ha ido pero su voz nunca moríra.

    Un saludo.

    • Guadalupe

      Wow!!! Nos paso casi igual a nosotros, leer este relato fue como volver ha estar ahi enfrente de la Mezquita, mi esposo estaba esperando en la linear para poder entrar y yo estaba buscando un lugar donde comprar una mascada para cubrir mi pelo, cuando regreso mi esposo ya tenia un nuevo amigo, Zhia un joven muy educado amigable y con una super sonrisa, hablando en un español casi perfecto. Y tambien sin querer guiados por el llegamos al Rincon de Fhemi y despues de ver esos maravillosos tapetes encontramos el que nos fascinó, uno de medida mediana, de colores tan rojos como el delicioso Té de cherry que me ofrecio tan amablemente, que no podia decir no.Nunca supimos como ni cuando desidimos comprar el tapete, pero igual si fueramos de nuevo, lo comprariamos, fue una experiencia tan embriagante que se queda como uno de los mejores recuerdos y experiencias de ese viaje por el mediterraneo. Nuestro viaje fue en Sep de 2013.Siete años despues de su experiencia. Fue un placer leer su relato. 🙂

      • Guadalupe

        Dos errores de ortigrafia en comentario: El nombre del Chico que nos llevo al Rincon de “Fehmi” es Ziya. 😉

  2. Yolanda

    Hola chicos,
    Soy la “novia madrileña” de Mustafa. Encontré vuestra historia por casualidad pero me ha encantado.Es increible como habeis podido plasmar tan bien la personalidad de Mustafa. El es asi ……. no hay mas.
    Yo le conocí en la Mezquita Azul, pensaba que era el Iman …………….. y tengo ya dos kilims en casa …………. pero yo me quede con algo mas importante. Me quede con parte de su corazón……… y dejé alli parte del mio. Estambul es una ciudad maravillosa, y su gente mas aun. A mi cada vez que voy me gusta mas ( y en noviembre iran ya 7 veces). Los chicos del Rincon de Fehmi son encantadores. Entras en la tienda y te tratan tan bien que a veces da pereza salir. Si teneis oportunidad pasaros por alli, y preguntad por Mustada, es un cielo. Y de verdad que yo en mi primer viaje estuve mirando y si quereis comprar buenas alfombras a buen precio este es el sitio ideal. Un saludo a tod@s

  3. alicia

    hola muy buenes tardes ..yo tambien conosco ZİYA el que me ha vendido mi mejor recuerdo de estambul el kilim kurdo ..son jente muy sempaticos no olvidais visitar a el..

  4. Maite

    Hola a todos,

    Tu historia es exactamente igual a la que me paso a mi hace un mes en Estambul, con la diferencia que yo no compre la alfombra, no por nada, si no pq mi presupuesto era bastante limitado, la hubiese comprado sin ninguna duda, simpremente por Mustafa, me parecio una persona genial y digna de conocer. Es una manera genial de llevar un negocio….. espero tener noticias suyas y de su familia.

  5. Hola a tod@s!

    Mil gracias por vuestros comentarios! me parece increíble que, gracias a Mustafá y su primo, nuestros recuerdos de Estambul se entrelazan. Casi al punto de convertirnos en “la comunidad de la alfombra”. Gracias de nuevo por compartirlo!

  6. Hola!!

    Veo que tengo muchas posibilidades de encontrarme con Mustafá en mi viaje a Estambul, así que como más vale prevenir que curar…
    Tuvistéis algún problema en la aduana para sacar la alfombra??

    Gracias por vuestro post!!

  7. Hola Holly,

    Pues te encontrarás con Mustafá seguro y seguro será una experiencia estupenda…a verás. Sobre sacar la alfombra no tendrás ningún problema, sobretodo porque en la mayoria de tiendas te dan facturas y todo en regla…así que no te preocupes por eso. Eso sí, regatea el precio con fiereza y sin vergüenza…sobretodo si estás decidida a comprarla. gracias por tu comentario!!!! Y escríbeme a tu regreso!

  8. maria

    hola chicos,
    Si quereis que os traten muy bien en Estambul podeis ir al rincón de Fehmi. Alli encontrareis a Ugur os tratara amablemente y conocereis los mejores lugares de esta ciudad.Si quereis ir a cenar teneis que ir al barrio de pescadores.Para tomar el té ir al café mesala hay espectaculos todas las noches de verano. Disfrutad de vuestro viaje a Estambul que seguro que repetireis.

  9. Mª José

    Yo, al igual que María recomiendo a todos los que decidan ir de viaje a Estambul, visitar el ricón de Fehmi, allí vais a conocer los ojos más bonitos de esa bella ciudad, Ugur, él te guiará por los lugares que vale la pena visitar y disfrutarás de sus costumbres.Estambul no sólo son mezquitas, también están sus gentes, sus costumbres, sus ritos…descúbrelos . UN FUERTE ABRAZO.

  10. alicia

    hola muy bunes tardes
    veo que mucho jente habla de el rincon de fehmi es una tienda seguro para comprar con sus vendedores sempaticos y sobre todo ZİYA es un chico muy sempatico debis a visitar a el ..si quieren comprar alfombra pereguntais por el save mucha cosa sobre alfombras y kilims os recomenda buna calidat y de buen precio..
    lo paseis bien con ZİYA

  11. maria

    hola ALİCİA
    en el rincon de fehmi he conocido ziya.es muy sempatico y muy guapo jajaja
    todo jente que van para estambul le recomendo ir tomar un te con el en su tienda de alfombra.

  12. antonio

    hola.
    soy antonio,de zaragoza.

    yo tambien estubo en riconde de fehmi ,y un sitio muy bonito (mejor siito en estambul) para comprar alfombras y kilims,cuando vaisa ahi preguntas por EROL, habla muy bien castiano,

    lo paseis bien

  13. ana

    hola Alicia muchas gracias por tu consejos …
    yo hace tres dias que he venido de estambul un cuidat preciosa ..con sus jente todos son muy majos..
    y me fui a visitar el primer hora que he llagado en estambul a ZİYA y me ha dado muy buenos consejos para visitar estambul ..es muy sempatico y habla muy bien espanol…y he comprado un kilim y una alfombra muy bonita ..
    le recomendo a todo mundo que van a estambul que vistan EL RİNCON DE FEHMİ y tomar un te con ZİYA …..y no olvidar ir un noche cenar sus restorante de EL PESCADOR (se come muy bien pescado )
    (si alguien nesecita cual quir cosa sobre estambul sin duda puedo ayudarle con lo que puedo ayudar)
    besitos

  14. Hola , soy Beatriz , gran amiga de toda la familia de EL RINCÓN DE FHEMI. Cada uno con su personalidad , sin duda todos encantadores , amables y hospitalarios desde el momento en que cruzas una palabra con ellos .
    Si los encontráis por la calle no dudéis de aceptar un te en su tienda , simplemente por la charla vale la pena .
    Sus alfombras son únicas y no tenéis el inconveniente de tener que regatear como en las tiendas del GRAN BAAZAR por ejemplo , que depende de la cara que te vean te dicen un pecio u otro .
    ¿Mi recomendación ? Todos os ayudaran , pero buscar a UGUR . Encantador , detallista , amable … No caben tantos adjetivos .
    Sin duda ha cambiado mi vida y mi manera de pensar .
    Un beso.

  15. Elena

    Este agosto pasé una semana en Estambul y conocí a una pequeña parte de la família del Rincón de Femhi, pequeña ya que parece ser que es muy extensa.Ahmet, Mustafa y Ugur nos acogieron y cuidaron muy bien, haciendo inolvidable nuestra visita a Estambul.

  16. lola (madrid)

    he visitado Estambul una semana este mes de septiembre, y conocimos a Mustafa al salir de Santa Sofia, cuando se acerco hablando perfecto castellano, para indicarnos la entrada a la Cisterna. Nos sorprendió su amabilidad y pudimos disfrutar desde ese momento de sus explicaciones sobre la ciudad y de su compañía, haciendo que nuestro viaje a Estambul fuera inolvidable. Por cierto te vuelves loca con los preciosos Kilims y alfombras que tienen en la tienda.

  17. Patricia

    Hola! visité en marzo Estambul con un par de amigos y, evidentemente, conocimos a Ugur, Mustafá y Ahmet. Son gente majísima, lo pasamos estupendamente y espero volver a verlos alguna vez…sobre todo para agradecerles todo lo que hicieron por mí, ya que me puse enferma…mala suerte… y no dudaron los tres en salir pitando de la tetería en el cementerio en Divan Yolu (donde trabajaba Ahmet), pedirme un taxi, acompañarme al hospital de Estambul (que íbamos en el coche como sardinas en lata…fue muy gracioso), hacerme de traductores con el médico, acompañarme a la farmacia, llevarme a cenar una sopa, sin dejarme pagar absolutamente nada! y super pendientes de mí en todo momento. Se preocuparon muchísimo por mí…por eso los llevo en el corazón…no os podéis imaginar lo que supuso para mí que ellos estuvieran ahí…Por desgracia tuve que adelantar mi regreso a España y no pude despedirme como me hubiera gustado…En fin! ya tengo excusa para volver!

  18. Miguelangelo

    Hola a todos,

    Acabo de regresar de Estambul y creo que tengo la obligación de poner mi experiencia en conocimiento de todos los que tengan en mente comprar una alfombra en esa ciudad. Yo lo hice, en gran parte animado por los excelentes comentarios que pude ver en este y en otros foros acerca de el “Rincón de Fehmi”, pero he salido bastante decepcionado de la experiencia… paso a explicarme.

    Este negocio está absolutamente especializado en el cliente español, tienen sus captadores a la salida de los monumentos, especialmente de la Cisterna… en cuanto te reconocen como español (y es muy fácil reconocernos) te abordan con gran amabilidad y se ofrecen a darte información y te invitan a conocer la tienda.
    El personal de ventas sabe hablar perfectamente castellano y conoce muy bien nuestra psicología, son unos excelentes vendedores, todo hay que decirlo, así que empiezan interesándose por tí, de donde eres, desde cuando estás aquí, hasta cuando piensas estar, etc. Todo esto tomando un té al que previamente te han invitado.

    Yo no soy un especialista en alfombras, como nos pasa a la mayoría, así que deposito mi confianza en estas personas tan amables que tan buenas referencias tiene de tanta gente y doy por buenas las explicaciones que recibo sobre la calidad, el diseño, los materiales, la procedencia y todo lo que envuelve ese “misterioso y complicado” mundo de las alfombras, concentrándome exclusivamente en encontrar un modelo que me guste y que sea del tamaño apropiado a mi necesidad.

    Yo ya era conocedor de que la política del negocio es de “precio fijo”, que no entran en lo del regateo que tanto se estila en Estambul, pero si no lo sabes igual te lo informan desde primera hora enseñándote recortes de prensa de revistas españolas donde lo dice.
    También es frecuente encontrar comentarios que dicen que gracias a que son distribuidores y que trabajan con precios fijos, siempre resulta que tienen los mejores precios. Entre esto que yo había leído y la garantía que recibí de que “si encuentra otra alfombra como esta más barata le devuelvo el dinero y se queda con ella”, fueron argumentos suficientes para decidirme y embarcarme en una compra de un importe ciertamente abultado, pagando el precio que me pidieron sin discutir.

    La casualidad hizo que al acompañar a alguien a otra tienda al día siguiente me llegara la primera sospecha de que el precio pagado era excesivo, ya que para el mismo tipo de alfombra, calidad etc. pedían aproximadamente la mitad, así que me tomé tiempo para averiguar un poco más y pregunté en varias tiendas del Gran Bazar, en las que, sin mucho esfuerzo de regateo, conseguía rápidamente precios mucho mejores que en la tienda donde compré para alfombras similares.

    Evidentemente me dirigí al Rincón de Fehmi a pedir una explicación y solicité que, o bien me fuera devuelto el importe de la diferencia con el presupuesto medio encontrado, o que se me permitiera devolver la alfombra y recuperar el importe pagado. Ninguna de las dos solicitudes fueron atendidas, obteniendo solo una nueva avalancha de charlatanería envuelta en falsa cordialidad y afectada dignidad… pero sin abrir la caja.

    Lo publico aquí para evitar que alguien más caiga en esa trampa y que comparen antes de comprar.
    Si te dicen que los precios son fijos, esos precios deberían estar marcados en la etiqueta del producto, pero no es así. La conversación que mantienen alrededor del té solo sirve para que el vendedor conozca lo que el comprador sabe del tema, si ya ha visto otras alfombras, si tiene interés en la compra o solo está mirando, su capacidad económica, etc. Y con esa información pone el precio, ese precio que es “fijo” a partir de ese momento.

    Es decir, juegan con ventaja, y si uno quiere jugar pues es libre…. Pero sabiendo cuales son las reglas y no engañando con ellas.

    Otra cosa, tengo la sospecha de que muchos de los comentarios tan favorables que se publican son elaborados y posteados por ellos mismos, o al menos así lo parece.

    Que cada cual opine lo que le parezca

    Saludos

    • Viajero

      Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo estuve allí, comprobé su falsa amabilidad y el cambio de actitud y gesto facial cuando veía que no comprábamos. Al final compré un reloj (réplica) cuyo precio estaba picarescamente reflejado en la pequeña etiqueta pero en euros y con el símbolo semicamuflado. Se negaron a darme factura y manual de instrucciones. Me preguntaron si no sabía cómo funcionaba un reloj. Claro, todo esto con el cargo ya efectuado en mi tarjeta. En fin, cada uno cuenta la fiesta como le fue…Ah!! y yo no soy tonto…

  19. Carmen

    Hola Miguelangelo, he leido tus comentarios sobre el rincon de Fehmi, y creo que no conoces el pais ni a la gente.
    Hablas de clientes españoles entre los cuales me encuentro desde hace 10 años, con lo cual mi experiencia no ha podido ser mala, pues compro y vendo aqui, es cierto que tiene gente muy bien preparada y educada, tanto para vender como para poder ayudar a cualquier cliente que haya sufrido cualquier percance en el pais, El rincon de Fehmi trabaja con gente recomendada como fui yo, Tu dices no ser especialista en alfombras yo si.
    Efectivamente salen a comprar a Anatolia con lo cual el precio suele ser mejor, cada tipo de alfombra tiene un precio fijo por metro cuadrado, con lo cual largo x ancho metro cuadrado la cuenta es exacta.
    Me hablas del gran bazar, conozco el bazar como la palma de mi mano, llevo mas de veinte viajes hechos a Estambul y cuento con grandes amigos tanto fuera como dentro del bazar, a mi que conozco las alfombras con nombre y precio, me han tratado de vender una sirvan sin serlo, lo que dices del bazar te lo creo pero me cuesta conociendolo, quizas la crisis y las rentas del bazar les este obligando a vender a precio de costo, no encuentro otra explicacion por que he comparado precios hasta en Ankara.
    Dices que los comentarios deben estar bien hechos seguro por clientes satisfechos entre los cuales yo me encuentro
    Ellos estate seguro no se tienen que hacer publicidad se la hacemos los propios clientes, y cada cual que opine lo que quiera, aceptan reclamaciones yo lo he presenciado, y a mi no me paga nadie por escribir esto pero no me parece justo lo que he leido y despues de 10 años “YO SIGO COMPRANDO PORQUE YO NO SOY TONTA”. Carmen

  20. Miguelangelo

    Hola Carmen;

    En ningún momento he pretendido insinuar que tu o la gente que compre allí sea tonta, no se a que viene ese comentario, solo afirmo que es conveniente informarse bien de los precios y ver otras tiendas también.

    Afirmo que un local serio que dice trabajar con precios fijos debería marcar el producto con ese precio, es fácil, calidad x largo x ancho = precio,
    ese precio se pone en una etiqueta y ya está. Si no se hace así es porque el precio se pone según el olfato del vendedor, que calibra al comprador mediante la conversación previa. No me importa que se haga así, porque es la forma que tienen de trabajar muchos comerciantes de Turquía, debe ser tradicional, pero desmiento lo que se dice por aquí y en otros foros acerca de que los precios son “fijos”. Si lo son, que se marquen.

    Afirmo que si fuese una tienda seria no hubiera ofrecido la devolución del dinero (ojo, sin devolver la alfombra) si se encontraba más barata. Eso es pura charlatanería, como se demostró en cuanto hice la reclamación.

    Afirmo que una tienda seria no hubiera puesto ningún inconveniente en aceptar la devolución de la alfombra y la anulación de la compra en lugar de alegar incoherencias para evitarlo.

    Y como esto que digo es verdad, pues lo cuento, que cada cual compre donde quiera y se sienta mejor tratado…. Yo lo hice, en gran parte, animado por los buenos comentarios encontrados en Internet (sospecho que muchos de ellos son publicados por ellos mismos), por lo que solo pretendo aportar mi experiencia y opinón por si le sirve a alguien… y TAMPOCO SOY TONTO.

    Un saludo

  21. ramoncin

    Mira Miguelangelo, sino quieres admitir tu error por tu parte antes, eso no te hubiera pasado, porque si fueras listo sabrias que el mundo de las alfombras es muy grande y te viene muy grande, el precio de las alfombras del Gran Bazar puede ser diferente de donde lo hayas comprado, pero no tienen la misma calidad que las del bazar, son mucho mejores y no te engañaran como tu crees, trabajan como tienen que trabajar, y tienen mejor educacion, y el trato que tienen es diferente porque siempre son y seran abiertos y generosos, los precios se estipulan de acuerdo como hemos dicho, y ellos no se publican, los publicamos nosotros los compradores que sabemos lo que hacemos.
    Este año voy a ir a Estambul tres veces e ire las veces que haga falta porque es un sitio al que merece la pena ir y no dejare de hacerlo porque se lo que hago.
    adios y hasta pronto

  22. Miguelangelo

    Ramoncín (o Mustafá o Fehmi, o como te quieras poner);

    Yo he empezado reconociendo mi error.

    He cometido el error de hacer caso a los comentarios que he visto en internet.

    Como he cometido ese error y pretendo que otros no caigan en la misma trampa….. solo aconsejo que antes de comprar en esa tienda vean otras y comparen…. es posible que en la mayoría de tiendas de Estambul se engañe, pero yo solo doy fe de que en esta tienda lo hacen.

    Que sigan contestando… que es divertido esto

    Saludos

  23. Francisco

    Hola a tod@s,
    Navegando por internet he encontrado esta página y quiero dejar constancia de la calidad humana de esta gente, mucho ms allá de su calidad como profesionales, que la tienen también.
    A Miguelangelo, y a los demas os oy a contar una historia muy “divertida” que les ocurrió a mis padres en Estambul:
    Fueron a pasar varios dias y una de las ilusiones de mi madre era tener una alfombra turca. Estuvieron en la citada tienda “El Rincon de Femi”, conocieron a Mustafa, a Ugur y a sus primos, tomaron un té con ellos, tomaron nota de los precios que les daban y quedaron con ellos en que visitarían otras tiendas y si estaban interesados volverían (típico, ¿no?)
    Compararon y encontraron que la relación calidad precio de la alfombra que habían visto en la tienda de Mustafa les convencía. Cuando iban a cruzar la calle del tranvía para volver a la tienda, mi padre no miró, y el tranvía le dio un golpe en la cabeza.Mis padres tienen 65 años, solo hablan castellano y mi madre se asustó mucho.
    La gente salió a la calle y la reacción de mi madre fue ir a la tienda. Salieron Mustafa y sus primos, llamaron a una ambulancia, les acompañaron al hospital, hablaron con los médicos. Mi padre estuvo 3 dias en el hospital. Durante estos 3 dias, la unica forma que mis padres tuvieron de comunicarse con los medicos fue a través de Mustafa, que permaneció allí con ellos e hizo de traductor. La primera noche hasta se quedó a dormir en el hospital. Aprovecho este debate no ya solo para reiterar que en todas partes todo el mundo tiene buenas y malas experiencias – aunque en este caso creo que las buenas prevalecen – además quería dejar constancia de la CALIDAD HUMANA

  24. Francisco

    CALIDAD HUNMANA que tiene esta gente. ¿Conocéis a alguien que en España hubiera hecho esto? Yo no lo tengo muy claro. Tengo pendiente ir en agosto a conocerlos. Por supuesto mis padres volvieron a casa en cuanto pudieron y no compraron la alfombra. Pero NADIE pensaba en alfombras mientras unos daban cordialidad y otros la recibian de gente desconocida. Para mis padres, su viaje a Estambul fue inolvidable y no solo por el pequeño accidente, sino porque pudieron constatar que aun queda gente buena que ayuda sin pedir nada a cambio. Quizás a Miguelangelo esta historia le parezca poco materialista y un poco “ñoña”. Soy medico y en el mundo hay cosas mucho mas importantes que 20 ó 50 euros en la diferencia de una alfombra. No soy ni Femi, ni Mustafa, …….. solo soy una persona agradecida a una gente que mis padres tuvieron la suerte de conocer. Aqui queda mi agradecimiento a todos, en especial a Mustafa. Un saludo, Francisco

  25. Hola

    Quiero compartir mi articulo acerca de las Alfombras Turcas

    http://www.mundoturco.com/?p=121

    Un Saludo Cordial

  26. margarita

    yo conozco bien el rincón de fermín (lo pongo en español) conozco al dueño,,,,se llama fermín es una persona de un trato exquisito, dulce muy muy amab le. Le conocí la primera vez en noviembre de 2007, entonces le comprè un kilim, y después he vuelto a ir a saludarle (sin comprar) y es todo un señor…..Los demás empleados son encantadore. Espero volver siempre a una ciudad tan bonita.

  27. oscar

    hola todos, estoy planeando ir a Estambul próximamente y me gustaría comprar una alfombra kilim de recuerdo; me gustaría tener una idea aproximada de lo que sería el precio razonable de una alfoembra de unos 120×240 cm aprox … ya que no quiero llegar a estas tiendas sin saber que es lo que debería pagar por ello mas o menos … un saludo a todos , y que ganas de hacer el viaje !!

  28. Ana-Asun-Antonio-Fernando

    Hola, como podeis suponer por el nombre somos cuatro amigos que conocimos a Mustafa el día 21 de Mayo, lo primero admito que tendran su modo de captación, acercamiento,etc. Pero lo que es indiscutible es su amabilidad, cortesía y buenas maneras para con los españoles que pasamos por esta encantadora ciudad. nos abordo en la calle junto a Santa Sofía, acompañandonos durante dos horas (la cisterna, un café turco, sesión fotografica en la azotea de un hotel con unas vistas fabulosas sobre Estambul, etc…) terminamos en su tienda viendo su mercancía pero en ningún momento fuimos forzados a comprar ni creemos que nos manipulasen, sus indicaciones fueron muy buenas y tenemos intención de volver con más tiempo para disfrutar de esta ciudad y por supuesto de la compañia y el buen hacer de Mustafa.

  29. celia

    Yo también conocí a Mustafá… jajaja…

  30. María

    Qué quieres dar a entender, celia, con tu comentario???jajaja…Qúé bueno!!!

  31. Amaia

    He pasado la última semana de Agosto 2010 en Estambul. Tenía pensado pasar por el rincón de Fhemi…..aunque todavía no en mi 2º día de estancia…..!Pero! me paré ante el Milion, con mi marido, al atardecer…..!Y la historia se repitió!. Un chaval encantador (soy incapaz de repetir su nombre, lo siento) nos habló en su casi perfecto castellano, nos dio ideas sobre cosas que visitar, charló con nosotros…. hasta que a mí se me encendió una lucecita y él se quedó “clavado” cuando le pregunté “si era Mustafá, del Rincón de Fehmi”…pero supo salir con toda tranqulidad (le rezumaba por todos los poros) del envite y cuando justo era el momento (ni antes ni después) nos pidió que aceptáramos su invitación a tomar un té de manzana “pq en Turquía, compartir un té garantiza 40 años de amistad”… Y claro, nos llevó a la tienda, donde nos dejó perfectamente acomodados en los sofás, con nuestros tés y un tío suyo, si bien mayor que él, aún joven, y la persona que MAYOR paz me ha transmitido en toda la vida. Sé que son unos 50…..y que entre todos mantienen a los 200 familiares que componen esa “gran” familia. Sé que empezaron con una tienda pequeñita…y que ahora el edificio tiene 5 plantas. Sé que ofrecen tb su restaurante en Kumkapi (“El pescador” a donde la diarrea del viajero me impidió finalmente ir) y otros productos que no tuve tiempo de ver en la 5ª planta.
    No tengo ni idea de si me habrán “timado”. Ni había mirado alfombras y precios en España, ni lo había hecho aún en Estambul (ni por supuesto lo hice después, ¿!para qué!? Si no lo había hecho antes.!!!!!). No entiendo nada de alfombras. Pero me he traido un par de gratos recuerdos en forma de alfombras (no son perfectas, en absoluto, tienen entre 40 y 50 años, son traídas de Anatolia -de donde ellos proceden-, y después de vividas allí
    !sabe Dios por quién! restauradas para ser vividas aquí) y sobre todo, un muy agradable recuerdo de las dos personas que nos atendieron. Siento no ser capaz de repetir sus nombres, pero sé que ninguno era Mustafá ni Ziya (que actualmente está en la mili).
    Una calagurritana que conocí en el vuelo de regreso, casada con un turco desde hace 20 años, me dio una lección que ahora os transmito: “nunca preguntes cuánto ha pagado otro por una alfombra. Todo depende de la alfombra – y no hay dos iguales- y sobre todo de lo que para esa persona realmente valga esa alfombra”. Quizá sea un error ¿no? que les permita a ellos “seguir jugando con nuestra psicología”…..pero a mí me sonó bien y os la repito.
    Por cierto, un detalle que me encantó cuando ya no era necesario (aunque a mí no me salvaron la vida ni nada de eso)….Yo no llevaba ni dinero ni tarjetas (cosa que no mencioné hasta el final, pq no me dí cuenta)….y él me dijo “que me las llevara igual. Que si yo no volvía él no iba a ser más pobre ni más rico, y yo en cambio, seguramente, no quedaría tranquila”. Olvidó darme factura, instrucciones de cuidados, certificado…..pero volví al día siguiente y me los entregó sin problema. Os aconsejo pedirlo desde el principio, pq quizá es que no tienen costumbre….
    En fin, que mi experiencia fue positiva. Aunque insisto en que nunca sabré si fuí “timada” desde el punto de vista económico, emocionalmente salí tan satisfecha como esperaba, ó más.
    Y a pesar de todo soy capaz de reconocer que aquí HAY VARIOS MENSAJES MANDADOS POR ELLOS. De hecho, como esta página la conocí justo antes de irme, y aunque no llegué a leer a Miquelangelo, tb tuve la impresión de que era simpático pero sospechoso, que María, Antonio de Zaragoza, Alicia….escribiesen en un castellano tan “extraño” (muy bueno para un kurdo que lo esté estudiando, pero no para un español), se lo comenté a mi “vendedor” y !bueno! enseguida cayó en quién podía ser el suplantador y el motivo por el que se auto-alaba (el vendedor que consiga más ventas en el año, consigue un premio en forma de viaje por valor de 2000 euros !!!!!)
    Siento desvelar su “secretillo”, pero al Cesar lo que es del Cesar ¿no?, y en este caso Miquelangelo, desde mi punto de vista, tienes tu parte de razón, y es justo reconocértelo.
    Y ya termino. Estambul me ha enamorado (a pesar de la diarrea) y quería compartir con otros que habéis vivido algo parecido mi propia pequeña experiencia.

    • María

      Estoy totalmente de acuerdo contigo, Amaia,y he de decirte que tu forma de relatar tu experiencia es encantadora.
      Estos chicos tienen una estrategia de marqueting
      familiar que les ha dado resultado hasta el momento y para mí válida mientras no traspasen la barrera del timo. Salvando las distancias, es una estratégia que a veces echo de menos en algunos vendedores occidentales,a los que parece matarles que le preguntes algo sobre el producto que quieres comprar. Es como si les molestases…
      Por otro, este verano estuve en Estambul por segunda vez y comentaba con unas amigas allí que cuando salimos de nuestro país desconfiamos en exceso de que nos puedan timar, queremos pagar el precio justísimo que valen las cosas, cuando en “casa” nos la cuelan a cada momento y parece no importarnos. O si no que se lo pregunten a los que compran en Tous (lo siento por tener que decir la marca,pero me parece ilustrativo). Ayer había una señora comprando, encantadísima con la cajita que envolvía su joya, por la que había pagado seguramente 3 veces su valor. Y tan contenta!!!

      • Amaia

        Gracias María.
        Yo tb concuerdo en tus apreciaciones sobre el “valor” que le damos a las cosas aquí, y el que la desconfianza nos lleva a creer que han de costar allí.
        La familia del Rincón de Fermín ha captado ese “prejuicio” que afecta a la mayoría de los españoles (no sé si tb a otras nacionalidades), supongo que por cuestiones culturales y educacionales, y la dificultad que nos genera a muchos de nosotros la “obligación de regatear”, y nos simplifican la labor….poniendo precio.

  32. isabel

    yo llegué ayer de Estambul, tambien conocimos a Mustafá y su familia,
    Fué un encuentro casual primero con otros miembros de la familia, que te sorprenden por su conocimienmto de nuestro idioma y de nuesras costumbres, que te ayudan a conocer la ciudad indicandote bien y luego te hablan si presionarte de su negocio fmiliar.
    Uno de los del grupo queria comprar una alfombra asi que fuimos al “rincon de Fermin”nos dieron su hospitalidad y una leccion sobre alfombras, algo distinto inolvidable.

    imprescindible si vas a estambul

  33. jose

    pues yo no los conozco, pero muy buena gente no deben ser cuando escriben como si fueran otras personas. En turquia no lo sé, pero en mi pueblo se le llama engaño y mentira. Y son tan descarados que cometen faltas gordísimas, que jamás cometería un español por muy analfabeto que fuera…..

  34. Lorena Prieto

    Hola yo soy Lorena, la verdad que todo esto que decis me sabe muy mal porque es una gran mentira. Esta gente se dedica a ello, cazar españoles para venderles después de que confíen en ellos y a partir de la venta consiguen una hermosa comisión. La gran mayoría están casados, pero ellos siempren dicen estar solteros como Mustafa ‘se hace llamar Buenafuente’, porque a veces es necesario recurrir al sexo para conseguir su jugosa comisión o simplemente vender y que se hable de ellos como personas increibles. Este fue mi caso, pero no lo consiguió y no compré nada, a cambio conocí la verdadera personalidad de estos. Espero que se vaya difundiendo, porque nadie en esta vida regala nada y menos ellos, creeis de verdad que os pagan las entradas y os hacen creer que soys VIPS a cambio de nada?me parece estúpido que haya gente que sí. Esperemos que la verdad salga algún día y la gente no se deje engañar por estos ‘atrapadores de clientes”.

    • Lucía

      Tienes razón, la comisión es lo que + les importa!Algunos tienen hasta hijos y los niegan…Yo fui y comparé precios y la verdad que siempre las conseguía más baratas

    • BAYJE

      BAYJE

      agosto 5, 2011 en 7:57 pm

      HOLA LORENA
      YO NO TE CONOSCO Y Nİ DE FERMİN SOLO LO QUE ME İMPORTA COMO SABES ESTAS COSAS SOBRE ELLOS PORQUE PARA SABER ESTO TİENES QUE VİVİR EN ESTAMBUL O ESTAS İNVENTANDO
      PORFAVOR ME PUEDES RESPONDER
      GRACİAS

  35. BAYJE

    HOLA LORENA
    YO NO TE CONOSCO Y Nİ DE FERMİN SOLO LO QUE ME İMPORTA COMO SABES ESTAS COSAS SOBRE ELLOS PORQUE PARA SABER ESTO TİENES QUE VİVİR EN ESTAMBUL O ESTAS İNVENTANDO
    PORFAVOR ME PUEDES RESPONDER
    GRACİAS

  36. GEYİK

    HOLA A TODOS QUE ESTAN EN ESTE FORO
    ME LLAMO MURAT Y TRABAJO EN EL RİNCON DE FEHMİ. NORMALMENTE NO ENTRO EN ESTE FORO Y Nİ DOY CONSEJOS SOBRE LOS QUE VİAJAN A ESTAMBUL PERO POR DESGRACİA SOBRE PERSONALİDAD DE Mİ Y MİS AMİGOS HAY UNA COMENTARİO LO HA HECHO CON NOMBRE LORENA.
    DİGO SOBRE NUESTRO PERSONALİDAD PORUQE LOS HUMANOS NOSOTROS VİVİMOS POR NUESTRO HONOR.PORESO ME SİENTO OBLİGADO A HACER ALGUNAS DE LAS EXPLİCACİONES SOBRE ESTE.
    PRİMERO TODO MUNDO PUEDE HACER COMENTARİOS SOBRE NUESTRO TRABAJO PERO NO PUEDEN HACER COMENTARİOS SOBRE NUESTRO PERSONALİDAD Y NADİE TİENE EL DERECHO Sİ QUİERES HACER COMENTARİOS NOS TİENES QUE CONOCER MUY BİEN .AHORA VOY A HACER ALGUNAS PREGUNTAS A LORENA
    1)SE AFİRMO QUE ESTAMOS TODOS CASADOS:
    2)SE AFİRMO QUE COBRAMOS UN GRAN COMİSİON :
    3)SE AFİRMO QUE PARA VENDER HACEMOS EL AMOR :
    Y Mİ PREGUNTA COMO SAVE ESTAS COSAS Y QUİEN LE HA HECHO DANO PARA HACER ESTAS COMENTARİOS.PERO YO OS RESPONDO ESTAS PREGUNTAS.MAYORİ DE NOSOTROS NO ESTAN CASADOS Y LOS QUE ESTAN CASADOS SİEMRE DİCEN QUE ESTAMOS CASADOS Y QUİERO QUE SEPAİS NOSOTROS PARA VİVİR TENEMOS QUE TRABAJAR Y GANAR DİNERO NUESTRO TRABAJO ES VENDER ALFOMBRA Y DİGO CON TODO Mİ SİNCERİDAD NO COPRAMOS UNA COMİSİON Y TRABAJAMOS POR UN SUELDO Y DESDE QUE EMPEZE TRABAJAR HASTA HOY Nİ ENCANADO ALGUİEN PARA COMPRAR ALFOMBRA Nİ HE ACOSTADO CON NADİEN PARA QUE COMPRA ALFOMBRA Sİ HAY ALGUİEN QUE ME DİGA.Y OTRA COSA NOSOTROS Sİ QUE AVECES SALİMOS CALLE Y CUANDO HABLAMOS CON LA GENTE EN PRİNCİPİO LES DECİMOS QUE ESTAMOS HACİENDO PUBLİCİDAD NUESTRO TİENDA Y CREO QUE TENEMOS DERECOS PARA HACER ESO Y TAMPOCO NO HACEMOS ALGO MAL ;LUEGO GENTES QUE VİENEN LA TİENDA SAVEN NUESTRO FOMA DE TRABAJAR Y SAVEN QUE NO HAY OBLİGACİON,SAVEN QUE PUEDEN İR MİRAR OTROS SİTİOS Y COMPARAR SAVEN QUE NO HAY REGATEO Sİ SAVEN ESTAS COSAS NO PUEDEN DECİR QUE NOS HAN ENGANADO.
    AHORA DİGO A LORENA Sİ SOMOS PERSONAS COMO TU DİCES PORQUE VİENE MUCHA GENTE RECOMENDADO Y PORQUE CUANDO HACEMOS EXPOCİSİONES EN ESPANA VİENE MUCHA GENTE TE PREGUNTO? TODO GENTE QUE VİENEN RECOMENDADOS Y GENTES QUE VİENE EXPOCİSİONES SON TONTOS.Y CUANDO VAMOS ESPANA PORQUE ABREN PUERTAS DE SUS CASAS.TE PREGUNTO?
    NORMALMENTE NO TENGO QUE ESCPLİCAR ESTAS COSAS PERO Sİ NO RESPONDO TODOS ESTOS QUE HA ESCRİTO LORENA ME HAN ACCEPTADO POR ESO ME SİENTO OBLİGADO RESPONDER LO QUE HA ESCRİTO SOBRE NUESTRO PERSONALİDAD.OTRA VES DİGO PUEDEN HACER COMENTARİOS SOBRE NUESTRO TRABAJO NOS PUEDEN JUZGAR POR NUESTRO FORMA DE TRABAJAR PERO NO PUEDE DECİR NADA SOBRE NUESTRO PERSONALİDAD SİN CONOCER NOS Y NİNGUNO NO TİENE DERECHO,Y QUE SEPAN NOSOTROS TAMBİEN SOMOS PERSONAS Y QUE TENEMOS AMİGOS AMİSTADES POR TODO PARTE DEL MUNDO POR ESO Sİ QUİER HACER COMENTARİOS PORFAVOR PORFAVOR CON RESPECTO .
    QUİERO ACABAR CON UNA FRACE PORQUE LORENA CREO QUE NO SAVE ESO:LA PERSONALİDAD,EL HONOR Y VİVİMOS POR ESO

  37. Roberto Espinosa

    Hola,
    Me quedo perplejo al leer las diferentes respuestas publicadas en este foro sobre los chicos del Rincon de Fehmi.
    Yo viajo a Estambul por temas de trabajo de 4 a 6 veces al año.
    Conocí este negocio la segunda vez que viajé -hace ya 5 años; les compré un kilim y desde entonces, cada vez que voy a Estambul, no dejo de ir a visitarles (sin comprar nada porque no me van mucho las alfombras).
    Siempre que voy la tienda esta muy animada con gente de todos los puntos de España que van a visitarles.
    Todo el mundo esta encantado con el trato que reciben. Por eso muchos de ellos repiten (como es mi caso).

    Me consta que la mayoría de los chicos que trabajan allí -Mustafa, Ugur, Kaya, Murat, Ziya, Hammet, Vicente, Veyci, etc,… – están solteros y que trabajan de lunes a domingo – sin ningún día de descanso.

    La gente que va a la tienda, se toma un té con ellos, charla con ellos un rato, compra una alfombra, se fuman una cachimba, se va de copas por la noche con ellos, etc… lo hace de forma LIBRE.

    Ellos – como es obvio – son comerciantes y se ganan la vida vendiendo pero no obligan a nadie a comprar y son honrados y muy trabajadores. Tienen un sueldo y NO trabajan a comisión.

    Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo con Murat en que ante todo hay que respetar a las personas y la Srta. Lorena parece querer decir que los chicos usan el “sexo” para hacer ventas. Primero: todos somos ya mayorcitos para saber lo que hacemos.
    Segundo: no creo que sean los chicos los que usen el sexo.
    La gente se desinhibe cuando sale al extranjero. Estambul es un claro ejemplo de ello por el carácter de la gente.
    Querida Lorena, Internet puede hacer mucho daño por lo que no es justo decir cosas que no se ajustan a la realidad porque es de lo que esta familia come. Si lees en esta y en otras muchas webs la mayoria de los comentarios hacia los chicos del Rincon de Fehmi son positivas, no creo que seamos tantos los que estamos equivocados.

    En sitios como el Gran Bazar algunas extranjeras buscan algo más que regatear con los precios. Eso lo veo yo cada vez que voy allí.
    Estos chicos no roban a nadie: Es una forma de vender diferente a la nuestra, pero no por ello deshonrosa ni ilegal.
    Robos a los que nos exponemos todos los días sin hacer nada al respecto: comprar un billete de avión con miles de tasas y recargos a sumar al precio inicial; hoteles, restaurantes, etc,… sin Iva incluido en los precios, facturas de móvil desorbitadas, continuas subidas de gasolina, tabaco, alcohol, sin explicación alguna.
    Estambul es una ciudad mágica digna de visitar y de vivir: tanto por sus mezquitas como por sus gentes.
    Visita casi obligada: el Rincón de Fehmi, solo para tomaros un té. Y cada uno que se forme su opinión.

    Un saludo a todos y mucha salud para disfrutar de la vida y de la gente, aunque tengan costumbres diferentes a las nuestras,pues la mayoria de las veces son igual de buenas e incluso puede a veces viene bien aprender de ellas.

  38. Javiera Riesco

    El ultimo día por mala suerte porque el día anterior le pagamos una fortuna a un hombre que nos hiciera un tour personalizado a mí y a mi familia y no nos mostro nada. Y el último día que quedaba optamos por ir a conocer personalmente sin un guía y por suerte conocimos a Ziya que nos llevo a conocer el bazar y varios lugares turísticos sin ningún costo alguno. Por lo que no estoy de acuerdo con lo que dices un tal Lorena ya que yo tuve una gran experiencia con las personas que trabajan en el rincón de fehmi, además lo que vende no tiene comparación con lo de las otras tiendas, además el tío ferhmi es lo mas cálido que existe y te vende lo mejor de su tienda y además te explica la diferencias de las otras alfombras. Yo recomiendo a ojos cerrado que al llegar Estambul vallan a la tienda del rincón de fehmi que no se van arrepentir!!!!

  39. francisco

    Me compré un kilim en el rincon de Fehmi.Salvo uno de los sitios en los que miré,eran más baratos,y lo principal era que a mi me gustaba mucho,ya que nadie me podía garantizar que los otros eran mejores.Cuando ya lo había pagado, me llamó mi hija al móvil desde el hotel diciéndome que se encontraba en la habitación bastante fastidiada vomitando.Un primo de Mustafa del que por desgracia no me acuerdo del nombre pero al que siempre le estaré agradecido, se ofreció para acompañarme al hospital si veía que no se le pasaba,para ayudarme como traductor.Por fortuna no le tuve que llamar ya que después de una noche bastante mala,al dia siguiente se encontró mejor al tomar unas pastillas que compramos en una farmacia.No tenía porque haberse ofrecido a ayudarme porque el kilim ya lo había pagado,lo que dice mucho de su calidad como persona.! Muchas
    gracias !.
    Tres dias mas tarde me encontré por la calle con Mustafa,me preguntó por mi hija y se ofreció a acompañarnos hasta unos baños turcos más baratos que a los que van los turistas y que al ir con el nos darían un buen masaje y no un masaje para turistas.! No lo tenía porque haber hecho puesto que el kilim ya lo habían vendido!.
    Repito,no se la calidad del kilim,porque para eso hay que ser un profesional,pero como personas, para Mustafa y su primo ( perdoname por no acordarme de tu nombre) un 10.

  40. francisco

    Se me ha olvidado poner que me da igual que estén casados, solteros, viudos, separados, viudos, etc. siempre que sean honestos y buenas personas.

  41. Maria Luisa Suarez

    Somos uruguayos, en el año 1996 realizamos un viaje de egresados, donde conocimos el Rincon de Fehmi, nos parecieron muy agradables y honestos. Hoy luego de tantos años nos encontramos mirando fotografías y adivinen QUE!!! estamos tomando te de manzana en la tienda.
    Que emocion, CHAUU Luisa y Fer los uruguayos

  42. Eduardo Roca

    Eduardo

    Les voy a contar mi experiencia con uno de estos de la tienda del Rincon en Fehmi: Mustafa
    Mi mujer tiene una enfermedad un poco complicada, pero asií y todo decidimos viajar lo que podemos y disfrutar de la vida juntos.
    Hace tres años estuvimos en la zona de los castillos del Loira. En Francia. Mi esposa tuvo una recaída y NADIE nos echo una mano. Tuvimos que coger un taxi, sin hablar el idioma, el taxista nos hizo bajar porque mi esposa comenzó a vomitar, estaba lloviendo a mares, nadie se paró a auxiliarnos… fue un verdadero infierno llegar al hospital, y allí el trato no mejoró…….

    El año pasado, nuestros hijos nos regalaron un viaje a Estambul. Pasamos 6 días muy agradables. El penúltimo día conocimos a Mustafa y a sus amigos en una casa de té. Nos tomamos un té con ellos. Mustafa nos contó un poco su vida, sus costumbres. Nos dio una tarjeta por si queríamos pasar a visitarle. El vendía alfombras. Le comentamos que ya habíamos hecho todas las comprar y que al día siguiente por la tarde volvíamos a Valladolid.

    La siguiente mañana mi mujer se encontró muy mal. Estábamos visitando las cisternas por lo que cuando salimos, movido por la amabilidad que Mustafa había mostrado con nosotros la noche anterior, asustado me dirigí con mi esposa a su tienda.
    Cuando Mustafa nos vio se encargó rápidamente de llamar a una ambulancia – yo llevaba contratado un seguro y él se encargó de comprobar con el hospital que nos iban a recibir.
    Nos acompañó, estuvo esperando conmigo hasta que me dijeron algo sobre mi mujer, hizo de interprete todo el tiempo.
    Se fue a su casa por la noche, cuando mi esposa ya estaba en una habitación, volvió los tres días que mi esposa estuvo ingresada a la hora a la que pasaba el médico para informarnos de los que nos decían.
    Este chico hizo que una situación que se me escapaba de las manos, una situación muy difícil se tornara mucho mas fácil. No sé que hubiéramos hecho sin él.
    Gracias a él mi mujer estuvo muy bien atendida. La atención en el hospital por otro lado fue inmejorable.

    Muchas gracias a Mustafa por su amabilidad, por ser tan buena persona. Nunca habíamos encontrado en ninguno de nuestros viajes una persona tan bondadosa. Me molesta que se hable de estos chicos como “caza clientes” porque no lo son.
    Son comerciantes que se abren paso en un mundo muy competitivo y duro pero Mustafa demostró que es ante todo una gran persona.

  43. Miguel

    Deberían filtrar más los comentarios, están casi todos escritos por los miembros de ¨la gran familia¨. Todo es una pura estafa

  44. Lorenzo Ramos Pérez

    Miguel..lamento darte la contra..si conocieras a Mustafa seguro seguro que te daria verguenza haber opinado de la forma como lo acabas de hacer. Los que hemos tenido la oportunidad de conocer a Mustafa, podemos opinar de el con solo alabanzas…..porque es un ser humano estupendo.
    Demas esta decir que Estambul es preciosa..pero en mi caso Mustafa ayudo a que esta visita sea mucho mejor de lo que supuse….un abrazo

    • mayca

      Yo también conocí a Mustafá y los chicos del Rincón de Fehmi, son todos estupendos.La calidad humana no se paga con nada. Sí, se ganan la vida honradamente vendiendo, nada más. Que Dios les ayude siempre.

  45. mari mar ruiz sainz

    hola, acabo de venir de Estambul, y en el Rincon de Fehmi hemos estado como en casa , mi hermana unos amigos gallegos y yo, son gente super cariñosa y amable. Si teneis algun conocido que viaje alli recomendar este sitio, es lo mejor de lo mejor en trato, amababilidad.Son
    impresionantes, es imposible dejar de visitarles y tener una gran amistad

  46. Conocí a Mustafa y a su familia en Noviembre, estábamos a punto de entrar en el Palacio de Topkapi y un terrorista francotirador ,secuestró a unos turistas en la puerta y disparó contra la policia, creo que uno falleció, nosostros estábamos un poco asustados y él al escuchar que éramos españoles, nos tradujo todo lo que estaba sucediendo, y charlando nos dijo que vendía alfombras.
    Yo trabajo como decoradora en una de las mejores tiendas de decoración de Zaragoza y también vendo alfombras , conozco un poco el tema.
    Fuimos a su tienda por curiosidad, para verificar que género tenían , y a parte de ser bastante variado y de todas las calidades, los precios son muy razonables, no voy a hablar de precios ,porque eso queda para los profesionales pero yo voy a ferias en Madrid y París y puedo comparar precios. Adquirí dos piezas de gran tamaño y ójala hubiera podido darme el capricho de otra más ,pero con la crisis…
    Le preguntamos donde podíamos cenar porque la noche anterior nos estafaron, (lo comenté en una critica de Tripadvisor) nos llevó en su coche a un sitio baratísimo y muy rico, nos hizo unas rutas por la ciudad estupendas, conocimos gracias a él a una pareja de Huelva, (Fernando y Laura) que aprovecho para saludar, nos hizo ahorrar un montón de dinero, recomendándonos sitios honrados.
    Yo creo que todos somos ya mayorcitos, para saber quien nos engaña y quien no, hay gente incluso que sólo está pensando , en que lo van a engañar o estafar ,o yo que sé, pero ese es un problema de ellos mismos.
    En el mundo hay gente buena y mala y lo mismo que gastamos mucha saliva para poner verde a la gente que nos ha tratado mal, el mismo esfuerzo hay que realizar para decir bien alto y claro ,que Mustafa y su familia, a mí y a mi pareja ,nos trató de maravilla y el viaje sin él no hubuera sido lo mismo, con o sin alfombras.
    Gracias por todo y cuando vuelva a Estambul, cosa que haré sin duda por tercera vez, iré a ver aMustafa y me fumaré unas pipas con él, y con quien quiera apuntarse con nosotros.

  47. Carmen Baez

    Fui a Turquia hace algunos años. Un viaje inolvidable y del que quedan ganas de repetir para conocer mas cosas. Tanto tiempo despues solo me quedo una desilusion: mande a la lavanderia uno de los kilims que compre (en Capadoccia) y SE DESTIÑO!!!. ¿Alguien sabe si esto es “normal” en una prenda de buena manufactura? ¿Hay algo que pueda hacer para remediar esto?

  48. alex

    Excelente artículo que nos brinda las bellezas de este país, si desean visitar Turquía yo no puedo más que recomendarles un viaje a medida según las necesidades y preferencias de cada uno, hay muchas agencias que pueden ayudar a los viajeros, TOURQUIA es una de ellas http://www.tourquia.com

  49. alex

    Excursiones VIP en Estambul.
    Diseñamos Su Viaje de Lujo.
    http://www.excursoesistambul.com

  50. Nazario

    Hola, buenas.

    Algunos años después desde que se Gozzermondo escribió su artículo y tras muchas entradas y comentarios después, os diré que a mi me ha sucedido lo mismo.
    Fue tan sólo hace unos días, un encuentro ¿casual? en la calle, en nuestro primer día en Estambul, un tipo simpático, con muy buen español, alegre, encantador, con el que estuvimos conversando animadamente un buen rato y quien, tras minutos de amena conversación, nos comentó que trabajaba en un negocio familiar de alfombras, otra de bolsos, y otras varias, que aunque no quisiéramos comprar nada nos la enseñaba para que supiéramos dónde estaba por si nos animábamos a comprar algo a lo largo de nuestra estancia vacacional.

    Fuimos por cortesía, más que por otra cosa, porque de verdad que no teníamos interés alguno en comprar nada y menos aún el primer día, y allí, en uno de los salones de ensueño de la tienda, con la invitación a un té (al que no te puedes negar si no quieres quedar como un grosero) empezó el ya consabido despliegue alfombril con un arte que ni los toreros con el capote…¡¡Oléee!!.

    Tras las ya manidas (por lo que he leído) preguntas de a qué os dedicáis, hasta cuándo os quedáis, etc, y mientras nos íbamos poniendo cada vez más nerviosos y violentos en el diván, y al apreciar el de la bonita sonrisa que con las alfombras no tenía nada que hacer, llegó el turno de los kilims… Ahí ya empezaron a bajar los precios, nos enseñaron también otros usados, muchos preciosos, y ante tal saturación y agobio por una parte, y por otra tanta belleza de los tejidos y de precios asequibles (comparándolo con los de nuestra patria), al final adquirí uno.

    Llamadlo como queráis, juego psicológico, caza del cliente, amabilidad fingida, o todas ellas a la vez, pero lo que no se puede dudar es del arte que tienen para las ventas, que unas personas que no tenían intención de comprar al final salgan con un kilim de la tienda…¡¡eso es arte!!. Da igual lo que se gasten, el caso es vender, y cuanto más, mejor, pero no se puede negar que con cada cliente se desviven con sus exquisitas maneras, su innegable hospitalidad y excelente conversación. Ojalá muchos vendedores españoles nos atendieran así, que muchas veces parece que les tienes que estar rogando para que te pongan un café, y con esas caras de pocos amigos y de desidia que se gastan algunos.

    Entiendo y doy la razón a Michellangelo en parte de lo que dice, siento lo sucedido después de la compra, pero es innegable el talento de estas gentes para las ventas.

    No creo que haya nadie que pueda poner en duda su amabilidad y hospitalidad, sus buenas maneras, su calidad como seres humanos en situaciones difíciles para con otros, pero ya os digo que no tenía intención de un kilim… y minutos después de salir de aquella tienda-palacio de mármol, madera, lana , algodón y sedas me llegó un dolor de bolsillo y corazón tal, que tuve que calmarlo con el azul del Bósforo y el rojo sol del imponente atardecer en Estambul, azul y rojo como mi precioso kilim…

  51. Maria

    Yo también conocí a estos chicos son super amables especialmente a Ziya me hubiera gustado que sea mi Sultan de verdad.-

  52. Maria

    fui con una amiga y Ziya nos enseño la “Alfombra magica VOLADORA ” a la vez que nos invito con un rico te. que saboreamos entre las hermosas alfombras del local somos Argentinas y estamos desosas que volver por Stambul y obvio por el local de las alfombras IMPERDIBLE.-

  53. Viviana

    yo tambien fui con una amiga y la verdad que Estambul es belisimo y el Rincon de Femi alucinante, las alfombras y sobre todo la atención que recibimos de parte de Ziya, gracias. Como anecdota les cuento que Estuve a punto de llevarme una alfombra, porque casi la hago volar como Ziya lo hacía!!!, queda para la próxima visita hacerla volar!!!!

  54. Katia

    Recien voy regresando de vacaciones y de haber visitado solo 2 dias turquia y de los 3 paises que visite es de donde me llevo mejor concepto, la gente hace los lugares, aunque los paisajes ayudan, siempre el calor es de las personas q viven alli, a nosotros nos abordaron fuera de santa sofia y platicamos un rato con Ahmed ( no se si esta correctamente escrito)y nos dijo que conocia gente de Mexico como nosotros y nos comento que tenian unos negocio de distintas cosas como alfombras, bolsas y no se que mas, le dijimis que iriamos a visitar mas sitios y nos vimos mas adelante con Mustafa a quien le dijimos lo mismo, ya mas tarde y cansados nos sentamos en unas bancas y al pasar Mustafa nos dijo q nos invitaba a su negocio a tomar te pues el iba hacia alla y ya platicamos de como alla las mujeres hacen un ajuar para la casa y q como yo no habia hecho el mio x eso no se querran casar conmigo a lo q rei mucho x q soy divorciada y el viae lo hice con mi exesposo con quien me llevo muy bien y nos encanta viajar , nos invito un exquisito te de cereza y al rato entro su primo quien se sento y platicamos de q Mustafa era muy devoto y q era casi como un santo, todo surgio x lo del fin del mundo y que segun su religion ellos no creen en eso (comprobado q tenian razon acerca del suceso pues seguimos todos aqui
    ) total q su primo nos dijo que si queriamos ver sus alfombras por si queriamos comprar una y a mi me gusto una de seda y dijo q tenia buen gusto y que si estaba muy cara total q me decidi x un kilim y les dije de q estilo y colores lo queria pues a mi si me gusta decorar mi casa con alfombra y el precio creanme q fue de lo mejor pues aca en Mexico es muy muy caro ese tipo de tapetes y el simple hecho de apreciar el trabajo y la mano de obra pues vale cada euro que pague pues hace algunos años q visite barcelona compre un tapete en esfera y con un incidente de q se mojo mi tapete se estropeo y este se manipula y dobla q al mojarse ni de chiste le pasa lo mismo y pague poco menos por ese tapete , tambuen ne regalaron un camino de mesa y una funda para almohada q elegi a mi gusto y soy feliz, son excelentes vendedores (yo me dedico a las ventas) y eso lo aplaudo porque es mejor comprar con buen trato y a gusto q con prisas y con mal trato yo soy de la idea q si le mientes o tratas mal a un cliente nunca querra volver a saber de ti pero si le apoyas y le das lo que necesita y no de mas estara eternamente agradecido y volvera a buscarte y recomendarte, tambien nos dieron consejos sobre donde conprar te y especias como henna para mantener el cabelo con tono natural y sin maltratarlo pero q mejor no llevaramos de esta porque tenia aspecto de hierva verde y podria tener aspecto de droga empaquetada, pues bueno yo soy feliz x mi kilim y lo colocare en mi cuarto de tv para disfrutarlo mucho, Yo si recomiendo q los visiten y digan quien los manda para q sepan ellos q su forma de vender rs de lo mejor.

    Saludos a todas y todos.

  55. MARTA

    LLego hoy despues de pasar cuatro dias en Estambul con mi marido y otro matrimonio amigo, antes de ir habia leido este foro sobre el rincon de fehmi y aunque no tenia ninguna intencion de comprar una alfombra me comia la curiosidad por conocerlos. Al salir de la visita a las cisternas nos encontramos con Mustafa y enseguida le preguntamos si era el del rincon de fehmi, se sorprendio y nos pregunto como lo conociamos le explicamos que a traves de este foro y nos invito a visitar su tienda, no sin antes avisarle de que no queriamos alfombras…alli nos invitaron a un te y nos enseño toda cuanta alfombra le pediamos ver sin ningun compromiso, al mismo tiempo entablabamos una conversacion muy amena sobre nuestra vida, la de ellos , sobre que visitar en estambul.. total que estuvimos alli sobre una hora y no compramos nada, yo no necesitaba ninguna y a mi amiga le gustaban dos pero no sabia si le valdrian las medidas, asi que nos fuimos sin comprar nada pero el nos llevo a tomar el te al lugar donde suele ir todos los dias un pasadizo cercano al gran bazar por el que hay que entrar por un pequeño cementerio, un lugar lleno de encanto y en el que puedes tomar el te por 1.5 liras o fumar narguille por 15 liras.alli nos indico la forma mas barata de hacer el crucero del bosforo, donde ir a cenar, y no solo eso , al dia siguiente nos puso a nuestra disposicion la furgoneta de su tienda para que conociesemos estambul, asi que al dia siguiente su hermano y otro chico nos hicieron de guias por todo estambul de forma gratuita y conociendo lugares donde no suelen visitar los turistas.
    hemos hecho una autentica amistad no solo con el sino con gran parte de su familia ya que muchos de los empleados(unos 40) que trabajan alli son hermanos, primos tios,,,
    Ellos tienen su negocio de alfombras, tienen una forma distinta a la nuestra de trabajar y de vender, captan los clientes en los lugares mas visitados y les invitan a visitar su tienda , te invitan a un te y te eseñan su mercancia si te interesa alguna te indican el precio pero tu puedes regatear, la mercancia es inmejorable y si no compras no pasa nada.
    Son gente estupenda con la que hemos pasado unos dias maravillosos, nos hemos reido muchisimo con ellos son simpaticos y muy amables, , cosa que no se puede decir ni del famoso finito de Cordoba ni de gran parte de los del vendedores del gran bazar que son unos autenticos maleducados, si les compras son todo amabilidad pero como vean que te vas sin comprar nada la cosa cambia.
    Aqui solo encontrareis amabilidad y educacion y si ademas teneis la suerte que tuvimos nosotros encontrareis unos grandes amigos, esperamos volver, yo es la segunda vez que voy a esta maravillosa ciudad y si vuelvo mi primera visita sera para ellos.

    Muchas gracias Mustafa, Hammed y a todos los los que conocimos en vuestro negocio por lo bien que os portasteis con nosotros, gracias por vuestra amistad y esperamos volver a veros.
    Marta y Helena.

  56. Anónimo

    Acabamos de volver de Estambul nos ha encantado y como no conocimos a mustafa y ugur gente encantadora si viajáis a Estambul no dudéis en ir a visitarlos;¡

  57. Keka

    Soy argentina , los conozco y pronto los volveré a ver, me maravilla de ellos como pueden a diferencia nuestra hacer TODO al mismo tiempo, vender, amar, entregar tiempo , brindarse , y todo con una luminosidad en sus ojos
    No fácil de encontrar , viva Estambul y que vivan los turcos tb!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s